perdiz toledana

No dejes pasar septiembre sin probar nuestra perdiz toledana

Llega septiembre, y con el otoño, la esperada temporada de caza. Es el mejor momento para disfrutar de uno de nuestros platos estrella, la Perdiz estofada “Venta de Aires”. Un plato lleno de tradición, que goza de gran reconocimiento histórico por parte de los clientes de Venta de Aires.

Cada pieza de perdiz pesa entre unos 450 y 550 gramos, y es originaria del Mediterráneo occidental. La variedad más representativa en España es la perdiz roja, y es la reina de la caza menor.

Los romanos ya cocinaban esta rica ave, y con el paso de la historia se han ido elaborando múltiples recetas. De hecho, el primer libro de cocina fue dejado por el cocinero romano Apicio, y ya recogía magníficas recetas con perdiz.

En la Edad Media, la perdiz se convierte junto con el faisán, en los platos preferidos por la Corte. De ahí que entre los siglos XII y XVI, cuando se asentaba la Corte en Toledo, la perdiz toledana se convirtiese en la representante de las mesas de la alta nobleza, y  aún en nuestros días se conserva como un plato tradicional presente en las mesas toledanas.

Aunque la forma de cocinarla más conocida es escabechada, la receta de la perdiz estofada “Venta de Aires”, no deja indiferente a ningún comensal. Cocinada a fuego lento, para que su carne quede jugosa, y así no se le resista a ningún paladar.

Clientes de todos los lugares, acuden anualmente a Venta de Aires exclusivamente a tomar nuestra perdiz toledana.

La carne de la perdiz es tersa, de sabor fuerte y aromático. Además, posee un alto contenido nutricional, con propiedades destacables. Es un alimento rico en proteínas, minerales (como el potasio, el hierro y el fósforo), y contiene además vitaminas del grupo B.

Si vienes a Toledo no puedes dejar pasar la oportunidad de probar nuestra deliciosa perdiz toledana, y disfrutar del resto de nuestros manjares, en un lugar único como es nuestro centenario restaurante Venta de Aires.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *