Jacinto Guerrero, desde el “Himno a Toledo” hasta Venta de Aires

Jacinto Guerrero fue un gran músico español y compositor de zarzuelas del siglo XX. Nació y pasó su infancia en Ajofrín, hasta que vino a Toledo a estudiar solfeo, canto llano, latín y literatura, concretamente en el Colegio Infantes. Como no podía ser de otra manera, Jacinto Guerrero fue un importante cliente en Venta de Aires, que dejaría dos memorables dedicatorias en forma de partitura a Doña Modesta Aires.

Su pasión por la música, entre otros aspectos, se iría convirtiendo poco a poco en su medio de vida, hasta que alcanzó el éxito y fama con la creación del “Himno a Toledo“. Su aportación a la cultura y arte nacional ha sido clave para la historia de la música en España, dejando una gran estela en la zarzuela.


Dedicatoria del maestro Jacinto Guerrero “El Huésped Sevillano” a Modesta Aires en 1941. Restaurante Venta de Aires .Toledo

Tan importante para Toledo y la historia de España que el Conservatorio, e incluso algunas corales de tiempos posteriores, tomaron su nombre como seña de identidad.

Aunque hace 125 años de su nacimiento, sigue estando presente en la cultura y la formación musical en España. Aspectos como la humildad y la pasión por la música fueron heredados de su padre, que era director de la banda de Ajofrín, Toledo. Desde muy pequeño, Jacinto Guerrero entró a formar parte de la banda dirigida por su padre, sería el responsable de la percusión a través del bombo y los platillos. Su infancia y la devoción por la música serían las claves para que regalara a los oídos y ojos del mundo obras como el “Salve a cuatro voces” o el ya nombrado “Himno a Toledo”.

Honrado y sacrificado como sus familiares, Jacinto sacaría adelante a su familia no solo gracias a la música. Ejerció diferentes profesiones como capillero, compra venta de objetos, lector de coro, animador de fiestas, músico para cafés… Pero hay algo que nos identifica un poco más con el, fue pianista de la sala de cine El Miradero.


Dedicatoria de “Gran Bazar” de Jacinto Guerrero a Restaurante Venta de Aires en 1945. Toledo

La música y la zarzuela, la clave del éxito de Jacinto Guerrero

Tras muchos años de formación y creación musical, comenzaría su andadura profesional fuera de Toledo gracias a una beca de la Diputación y del Ayuntamiento, ingresando en el Conservatorio de Madrid y potenciando aún más su formación y experiencia en la música y la cultura. Como no era más que el principio, Jacinto Guerrero fue violinista en el Teatro Apolo, superaría con éxito todos los exámenes correspondientes a su formación musical y obtuvo el Diploma de “Primera Clase de Armonía del Real Conservatorio de Madrid”.Después, Jacinto arrancaría con la creación de las primeras obras escénicas. El compositor toledano terminaría siendo un referente en la Zarzuela Española dejando más de 80 obras tan exitosas como reconocibles.

En Venta de Aires, como siempre, estamos y nos sentimos identificados con este inolvidable cliente, músico y compositor toledano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *