¿Quieres saborear y disfrutar del Gin-Tonic perfecto?

En estos últimos años el Gin-Tonic ha recobrado su sitio entre las bebidas favoritas de las personas. Esta fiebre ha llegado hasta tal punto, que pocos bares son ya los que no tienen un amplio repertorio de Ginebras y tónicas, así como de frutas y especias exóticas.

Pero esto no queda ahí… incluso uno de los chefs más mediáticos como Angel León, (ha aparecido en esta edición de Top Chef) llegó a elaborar el Gin Mare &Tonic con plancton del mediterráneo, mezcla de cítricos y tomillo limonero.

El secreto de un Gin-Tonic perfecto reside en potenciar el sabor de la ginebra y la tónica, para así evitar que la bebida sea “una ensalada”.

Los 5 pasos a seguir para conseguir un Gin-Tonic perfecto son:

  1. Utilizar un a copa denominada “highball” o un vaso de sidra.Lo primero que hay que hacer es llenarlo de hielo, a poder ser de agua mineral y que sea totalmente macizo para que así tarde más en deshacerse. Una vez que tenemos los hielos en la copa hay que enfriarla, para ello hay que girar los hielos hasta que se empañe el cristal y a continuación eliminar el líquido sobrante.
  2. El siguiente paso es agregar el botánico elegido en función del tipo de ginebra que vayamos a servir, este ingrediente es recomendable que sea uno de los que se han empleado en la destilación de la ginebra, para así asegurarse que combinarán perfectamente. Si deseas darle un puntito cítrico, añade un trocito de corteza para aportar aroma, pero nunca le añadas zumo. Si lo haces la tónica perderá sus burbujas por la reacción provocada al mezclar el anhídrido carbónico y el ácido cítrico.
  3. Añade la ginebra, manteniendo una proporción de 4 partes de tónica por cada 1 de ginebra ya que es la proporción ideal. Después vuelve a remover todo con una cuchara trenzada.
  4. Es el momento de añadirle la tónica, a ser posible que esta sea “Premium”. Para servirla se deberá hacer de la siguiente forma, comienza a verter la tónica lentamente a través de la cuchara trenzada, la cual deberá estar con una inclinación aproximada de 45º. Este procedimiento se realiza de esta forma para conservar las burbujas.
  5. Ahora remueve suavemente la mezcla y… ¡¡Listo para tomar!! Ya tienes el Gint-Tonic perfecto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *