Qué mejor lugar para cenar en Toledo que el Restaurante Venta de Aires. Con 126 años de historia, nos erigimos como único restaurante Centenario en Castilla La Mancha y como valuarte del múltiple y variado patrimonio gastronómico de la región, demostrando arraigo y vanguardia en cada uno de nuestros platos.
Comer Toledo Restaurante Venta de AiresPartiendo de la enorme competencia que convierte a Toledo en referente gastronómico, nuestro restaurante es referente en la ciudad que recibe día a día la visita tanto de toledanos que confían en nosotros tras años degustando nuestros platos como de turistas que no dejan quieren abandonar Toledo sin pasar por Venta de Aires, y si bien es ahora a ellos a quien tenemos el placer de recibir, otrora eran Rafael Alberti, Luis Buñuel, Federico Gª Lorca o Salvador Dalí los que disfrutaban de la exquisita perdiz que Modesta Gª Ochoa les preparaba en sus innumerables andanzas por la ciudad imperial.

Nuestra trayectoria, además de por el reconocimiento de nuestros comensales, está avalada por premios como el que el pasado mes de diciembre recibimos de manos de la Federación Española de Hostelería (FEHR), o por el Diploma CEG recibido a causa de nuestro importante papel en el mágico año que la Capitalidad Española de la Gastronomía supuso para Toledo en 2016.

En la actualidad, nuestro restaurante es foco de atención de medios de comunicación, tanto regionales como a nivel nacional, algo que bien pueden atestiguar las cámaras de cadenas como TVE o CMM, las páginas de periódicos como ABC, El Mundo o La Tribuna de Toledo, o los micrófonos de RNE y SER.

Sin duda, vivir Toledo de noche supone un verdadero deleite que no es completo hasta que no se visita nuestro restaurante, enclavado en el marco del excepcional conjunto histórico del Circo Romano de Toledo.

Las Cenas a Ciegas

Otra muestra del perfecto idilio entre la noche de Toledo y Venta de Aires son las Cenas a Ciegas, iniciativa que comenzó en 2016 con la celebración del año gastronómico y que debido a su espectacular acogida entre el público tiene su continuación en este en que nuestra ciudad celebra su 30 Aniversario Como Patrimonio de la Humanidad. Como no podía ser de otra manera, y tras haber sido uno de los principales artífices de su rotundo éxito, Venta de Aires vuelve a formar parte del selecto elenco de establecimientos que dan forma a esta singular propuesta encaminada a acercar dos patrimonios a sus comensales: el cultural y el gastronómico.

Si bien estas cenas escapan a los muros de los restaurantes para encontrarse con los de los edificios más emblemáticos de Toledo, el Ayuntamiento ha elegido a Venta de Aires para maridar emblemáticos espacios con propuestas culinarias a la altura en lo que supone una experiencia única e irrepetible.

Dónde comer en Toledo. Restaurante Venta de Aires

Cenar en Toledo gastronomía típica

Como queda demostrado, son muchos los motivos que aluden a nuestro restaurante como el idóneo para disfrutar de la noche de Toledo, suponiendo el poder disfrutar de nuestros platos una instantánea inolvidable en una experiencia que sería imposible no recordar.

Para que disfrutar de la velada te resulte más fácil, sigue esta pequeño “manual para una noche mágica”:

1. Olvida el coche y conoce Toledo paso a paso

A escasos metros de nuestro establecimiento podrás encontrar un parking totalmente gratuito en el que estacionar tu coche.

2.Disfruta de un aperitivo en Venta de Aires

La bienvenida perfecta a Toledo la ofrece nuestro restaurante: acompaña un caldo de la región, una cerveza o un refresco de una exquisita tapa y escribe el primer renglón de tu visita.

3.La ciudad Antigua te espera a tan solo 3 minutos

Llegar a la ciudad antigua de Toledo nunca fue tan fácil: si haces uso de las “escalera mecánicas” situadas frente a nuestro establecimiento estarás inmerso en la ciudad antigua sin apenas darte cuenta

4.Recorre las Calles de Toledo

La Catedral Primada, San Juan de los Reyes, la Plaza de Zocodover, el Museo de Santa Cruz…sin duda, Toledo supone una de las ofertas patrimoniales más excelsas, quedando prendado el visitante de su carácter al recorrer cada uno de sus rincones

5.El colofón lo pone Dalí

Tras empaparte de Toledo, qué mejor final que paladear la ciudad a través de nuestros platos entre las paredes en las que el genial Salvador Dalí puso su rúbrica en agradecimiento a los momentos vividos en la Venta.